\ Escrito el 17/08/2022 \ por \ en Artículos, Destacados, Sin categoría \ con 183 Visitas

Cómo drenar un valle: Sustracción de agua en el río Aconcagua

Por Vicente Ramdohr Arellano.- La controversia por el agua ha sido un tema recurrente en Chile; la única nación donde esta es abiertamente un recurso privado (En muchos países, como EE. UU. Su propiedad ni siquiera está estipulada) situación que se agravó tras la sequía que lleva más de 10 años afectando al país; las medidas para combatirla han generado aún más controversia, desde ahí comienza esta investigación sobre el rio Aconcagua y el mal uso de su escasa agua.

Gobernando al servicio del monopolio

Para partir es importante explicar cómo se distribuye el agua en el país, por un lado, es privada desde 1980; alguien reclama una porción (Digamos un río) y si no es de nadie queda a su nombre, si alguien ya es dueño deberás comprarlo de manera porcentual (10% del agua del rio, por ejemplo). Este sistema se presta para abusos como bien sabe el Zar del agua, Isidoro Quiroga, que se hizo multimillonario apropiándose de derechos de agua en todo el país y luego vendiéndola. No existe agua pública y sacarla de un rio es un robo si no tienes derechos. Para garantizar que se cumpla, el rio se divide en varias secciones, administradas por sus gerentes, que son funcionarios contratados por los directores de las organización de dueños de agua, el estado no interfiere de ninguna manera.

Por otra parte, como el sistema se presta a que una gran cantidad de gente, especialmente la pobre, muera de sed, hay una ley que garantiza el agua para consumo humano, sin embargo, no existe una empresa estatal que la reparta sino empresas privadas que, por concesión, tienen el monopolio (Aunque son reguladas). En esta región, Valparaíso, esa empresa es Esval, originalmente estatal, luego vendida en 1998, y cambiada de manos cinco veces, ahora le pertenece principalmente a Mareco Holdings Corp. Con un 69,77%, empresa que, más allá de su mención, no figura en documentos de Esval ni posee plataforma alguna en internet.

Rodrigo Riveros, gerente de la primera sección del rio Aconcagua, que alimenta la región, quien no posee derechos de agua, habló al respecto. Al regular esa sección tenía conocimientos de a dónde iban las aguas y, básicamente, ayudaba a regular todas las secciones. “Para evitar robos, prácticamente todo el rio y canales adyacentes tienen medidores, que han salido de capital privado como la mayoría de la infraestructura ya que el Estado debería responsabilizarse en crearla, pero la sección especifica no estaba bien definida y ninguna quiere hacerse cargo.” Dijo.

Dijo también que, debido a la sequía y para garantizar el agua de consumo humano a la zona costera (Donde vive la mayoría de la gente) tuvieron que llegar a un acuerdo con el Estado de dejar pasar el agua de las primeras 3 secciones (El rio tiene 4, pero la última no está conformada) durante los fines de semana hasta que se llenara el embalse Los Aromos, en la comuna de Limache, que quedaba en la última sección y era específicamente para consumo humano. Es decir que toda esa agua era para Esval.

El agua es privada, pero los tres primeros sectores debían perder 2/7 de su agua para dárselos a una empresa privada que luego se lo vendería a la población, lo que hacía que Riveros mostrara un profundo malestar al decirlo. Mi segundo entrevistado, Luis Pradenas; ex alcalde durante 16 años de Panquehue y que dejó el cargo el 16 de mayo al no poder seguir ejerciendo; me confirmó que Esval no daba ninguna compensación por el agua, tampoco garantizaba su buen uso, no tuvo que bajarle el precio a los consumidores, dicha agua es de dudosa calidad si consideramos que el consumo de agua embotellada ha subido un 223% entre 2006 y 2017, pese a ser más cara (Aproximadamente $US 1,5 por 330cc embotellada frente a $US 0,1 por 330cc que ofrece Esval.)

Pero ¿Cuánta agua estaba recibiendo Esval? Según la Dirección General de Aguas el embalse Los Aromos tiene una capacidad de 35 millones de m3 de agua, y según Riveros la cantidad que buscaban llenar era de aproximadamente 23 millones de m3. La medida del paso de agua inició cuando casi se seca entre junio y abril de 2020 según la misma DGA. Riveros afirmó que llevaban enviados más de 60 millones de m3 en 2021, y según explica, no tenía idea cómo no se había llenado, no sabía si “la infraestructura era tan mala que se habían escapado millones de m3, habían sido absorbidos por la tierra o habían sido robados, probablemente las tres.” Dijo. La primera teoría congeniaba con lo dicho por el gerente de administración y finanzas del grupo Schmith, Patricio Aranda, quien mencionó que la falta de compuertas en el embalse producía escapes de agua cuando llegaba a juntar suficiente agua.

Ante este problema ¿Qué hacía el Estado? En una entrevista a una encargada que trabajaba en el Ministerio de Obras Públicas, organismo que, según Pradenas, debía encargarse de eso. Ella dijo que no conocía gran parte de las preguntas pues eran de otras secciones estatales, aunque no estaba segura, tampoco hubo respuestas en la Dirección General de Aguas, la cual sólo tenía obras registradas la construcción de pozos para pequeños agricultores, pero en su información no se mencionaba la creación ni mantención de las represas, aunque tenían un mensaje en su página enorgulleciéndose de estas. Si la responsabilidad no recaía en ellos ni el gobierno central (Que no tenía ninguna información al respecto) parecía no haber una sección estatal que se encargase. La entrevistada mencionó, sin embargo, al igual que Riveros y Pradenas, un proyecto de embalse en el origen del rio, el proyecto se llamaba Punta del Viento y todos concordaban en que llevaba años planificándose y sería una solución al problema, pero nadie tomaba la decisión de construirlo ¿Por qué? Por 600 casas que estaban en la zona que se inundaría, y como necesitaba la aprobación presidencial ninguno de estos se quería cargar esa merma a la popularidad, alternativamente había otros proyectos, pero por ahora “Los costos de la infraestructura han salido casi exclusivamente de privados”, aclaró Riveros.

Es importante saber que, pese a esta aparente apatía estatal, el asunto de la crisis hídrica fue parte de la campaña de varios políticos locales, incluidos Roberto Mundaca y Camila Flores (RN), gobernador y diputada respectivamente.

Lo que si era asunto del Estado era proveer con agua a las zonas aisladas de la red hídrica, que serían principalmente zonas rurales cuyo acceso al agua había desaparecido y tomas, como la que surgió en el sector poniente de San Felipe y que alberga más de 600 familias, a estos lugares, según Riveros, llegaban camiones con agua que la municipalidad, por ley, abastecía; ya que era poco común que las municipalidades tuvieran una planta de tratamiento de aguas, esta solía ser comprada a las empresas, siendo el caso, Esval. Con esto el dinero estatal volvía a llegar a estas empresas para mantener soluciones parches que son totalmente insostenibles a largo plazo y mantienen esas zonas en el constante riesgo de no recibir una nueva entrega de agua.

El 6 de septiembre de 2021 la Dirección General de Aguas de Valparaíso extendió la orden de liberar un mínimo constante de 5,5 m3/s de agua. Considerando que en el medidor de Chacabuquito (Los Andes) marca un promedio de 8-9 m3/s en esa fecha esta medida reducía a menos de la mitad el agua disponible; la medida exentaba a quienes usaran el agua para consumo humano, responsabilidad de Esval. La medida fue modificada a los pocos días para bajar las exigencias, aunque según un agricultor que prefirió mantenerse en el anonimato, la medida sentaba un precedente para retomarla a futuro.

De lo más profundo de la tierra a la mesa

Por otra parte ¿Qué pasó con los más de 37 millones de m3 enviados que se perdieron? En la entrevista al alcalde Pradenas él mencionó como uno de sus logros que Panquehue estuviera hídricamente aislado, no recibían ni enviaban nada de agua por el rio Aconcagua ¿Cómo podían subsistir y tener tantos cultivos de paltos, que, siendo relevante, es el cultivo más rentable del país? El pueblo vivía de pozos, al menos 13, para una población de poco menos de 7000 habitantes; así abastecían desde consumo humano hasta agricultura.

Para aclarar el funcionamiento, la cantidad de agua superficial extraíble se mide en porcentaje, relativa a la disponibilidad, no así los pozos; donde es fija (poder extraer el 2% del agua que pasa frente a extraer 5 m3 por segundo, por ejemplo). Es, en parte, porque es mucho más difícil medir el agua bajo tierra, y los ríos, de hecho, van una parte sobre tierra y la otra por debajo. Según Riveros “Los pozos deben estar inscritos en la DGA y controlar las extracciones (De agua) y eso todavía no ocurre”. Y, a diferencia de los permisos superficiales, los subterráneos han tenido muchas más críticas por indicar cantidades irrealista de agua, como dijo una fuente anónima que trabajaba en el sector, también explicó que para medir cuánto se puede extraer se sustrae hasta que el acuífero comienza a bajar, lo que, dijo, puede ser afectado por muchas razones y para nada es una forma fidedigna de saber la capacidad de este.

“Los pozos no están sometidos a ninguna restricción” dijo Riveros; ya que toda el agua “donada” es superficial, este punto cobrará mucha mayor relevancia más adelante. Otro dato valioso es que en la primera y segunda sección hay 500 pozos cada una y más de 3000 en la tercera.

Mapa de la Dirección General de Aguas sobre los derechos de pozos en la región de Valparaíso

En los últimos años no se han dado nuevos permisos de extracción de pozos; sin embargo, pueden comprarse y construir un pozo en otra zona, siempre que no sea muy lejana. Así que Panquehue habría renunciado a sus permisos en agua superficial a cambio de permisos de pozos; añadiendo a esto que hay varios métodos para convertir agua superficial en agua subterránea, los cuales están presentes en la ciudad, desde drenados (Bloqueos con piedras en el río que sumergen el agua) hasta grandes piscinas con el mismo resultado.

Todos estos pozos, además, son regulados sólo por dos personas encargadas de verificarlos en toda la región y muchos pozos no están inscritos en la Dirección General de Aguas, sacando cantidades desconocidas y difíciles de rastrear; esto agrava el problema, incluyendo la imposibilidad de regular la subida y bajada de los acuíferos, y aún no hay organizaciones de aguas subterráneas que busquen regular esto. Aclaró Riveros.

Eso explicaría cómo, pese a los 10 años de sequía, habrían podido plantar cantidades gigantescas de paltos, para hacerse una idea, la principal región productora de palta en Chile es Valparaíso, que concentra el 67,4% del área total plantada, y solo entre el 2017 y 2018, el área sembrada del cultivo en la región aumentó un 6,8%. Los mayores productores (O futuros mayores productores siguiendo los patrones de crecimiento actual) son el grupo Ibañez, Simapro y el grupo Schmidt, todos ellos están plantando nuevos cultivos en Panquehue. Este cultivo aumentó sus ventas en un 184% entre 2014 y 2019 y su precio subió más de un tercio entre 2016 y 2017 internacionalmente.

Mientras esto ocurría, la Dirección de Obras Hidráulicas construyó pozos en Panquehue para abastecer a pequeños agricultores (Que posean menos de 85 millones de pesos totales), sin embargo, el generador que los abastecía fue quemado, inhabilitándolo; con lo que habría más agua a captar para los otros pozos. Estos pozos habrían “competido” con el de una escuela local, ya que esta no había sido profundizada, ambas estructuras no habían tenido problemas durante 13 años. Además, convenientemente, el fulgor social no se dirigió a los pozos de grandes agricultores.

En el año 2000, en Las Palmas, la mayor zona de plantación del grupo Schmidt se vio en riesgo cuando la cuenca que las regaba fuera cerrada por la DGA, a lo que respondió creando 20 pozos, lo que cubrió con creces sus necesidades. Desde entonces han apostado a pozos constantemente y trabajado estrechamente con Pradenas, ahora que no está buscan mantener esos lazos con el nuevo alcalde según Federico Schmidt, hijo del dueño del grupo Schmidt y administrador de uno de sus campos.

También señaló que, como los cultivos de paltas se hacen en cerros (Para evitar heladas) tienen un gran gasto en energía, con toda la maquinaria y bombeo de agua, 28.000 GWh. Aranda afirmó que toda esa energía venía de un convenio con AES gener, quien le vendía energía de fuentes renovables. Dato cuestionable, ya que la empresa no produce esas cantidades por fuentes renovables, sino termoeléctricas.

A este daño ecológico se le suma el “movimiento de tierras”, es decir, preparar la zona de cultivos. Para esto, miles de hectáreas de cerros hasta ahora no intervenidos, y refugio de la restante flora y fauna local, han sido aplanadas. El grupo Schmidt hacía hincapié en su cuidado ecológico; lo que según Federico Schmidt era evitar botar los árboles nativos (Según el decreto 20.283 artículo 5 sería ilegal sin un plan de manejo aprobado por la Corporación Nacional Forestal, que no fue mencionado), respetar quebradas y regar plantas nativas como palmas; respecto de la vida silvestre dijo que se contrató a un experto que analizó la flora y fauna, permitiéndoles tener, por ejemplo, zorros, para controlar las ratas provenientes de las ciudades. Sin embargo, mencionó que veía las zonas vírgenes como casi totalmente carentes de vida. Aranda se refirió también a que, para suplir la polinización de un árbol poco atractivo para las abejas como es el palto adquirieron sus propios paneles, que los terminó llevando a ser los mayores apicultores nacionales y por lo tanto no usando pesticidas. La plantación de árboles nativos y la creación de estructuras de madera para la nidificación. De ser verdad serían proyecto muy poco habituales en la agronomía; aunque Schmidt se refería a la importancia de tener un equilibrio entre terreno habitado, cultivado y nativo.

“Aunque estás limpiando un cerro, lo estás reemplazando por un bosque, no un condominio, sino un bosque mucho más frondoso que aporta oxigeno y ayuda al planeta.” Dijo Schmidt.

Un problema multifacético

Riveros se refirió a la minería como algo “imposible de detener” y que debía proseguir pese a su consumo hídrico debido a los beneficios económicos que producían. No es de extrañar considerando que una de las mayores minas de Chile se encuentra en la región y que el beneficio económico de las operaciones mineras del país fuera de 2.078 millones de dólares en 2020.

Pero más allá de la trascendencia económica que tuviera, la minería consume grandes cantidades de agua que, en la mayoría de los casos, es devuelta, aunque con una gran carga de minerales pesados. Dicha cantidad es difícil de cuantificar, pues sus receptores de agua suelen estar en la alta montaña, antes de cualquier medidor. Sin embargo, Aranda mencionó que La división Andina y Los Bronces de Codelco captan agua de la montaña para sus procesos y liberan a los embalses Huechun y Ovejerías un total de 6m3/s sin verificación de origen. Además, había un proyecto que triplicaría esa cantidad. Si lo comparamos con los 8m3/s que poseía el río de Aconcagua en Los Andes podemos ver la cantidad que se refiere.

Aranda mencionó su descontento a ser “tachados como los malos, sin instancias para dar nuestra visión”. Se refirió a que, aunque consumían grandes cantidades y que la mayoría provenía de pozos no se exentaron de las entregas paliativas impuestas, en su caso, desde mayo hasta enero de 2021, 17 000 000 de m3 en agua. Esto agravaría aún más la problemática del agua, pues una vez más estas donaciones habrían desaparecido. Dijo también haber donado agua a pequeños agricultores y ofrecer conectar sus pozos a las fuentes de Valparaíso en caso de ser necesario.

Es evidente que, como dejó ver Riveros, Esval es excepcionalmente mediocre en recibir, almacenar y distribuir el agua que le es presuntamente regalada (Hay rumores que indican que alguien en el gobierno les cobra por el agua, pero no pude conseguir nada concluyente). No es extraño esta incompetencia, pues la legislación de Esval les exige presentar proyectos de mejoras y/o implementarlos periódicamente, y desde hace años sólo se han presentado proyectos, que son mucho más fáciles y baratos de hacer y no los comprometen a desarrollarlos posteriormente. Así la empresa podría mantener su monopolio con la mínima inversión, y eso explicaría las múltiples críticas que ha recibido su servicio por tener una infraestructura obsoleta y desgastada.

El problema es evidente, pero las autoridades regionales no han modificado el acuerdo con Esval ni los han forzado a desarrollar los proyectos, tampoco los han concretado ellos pues como vimos las secciones estatales evitan hacerse cargo. El gobierno tampoco ha forzado a las mineras a regular el agua que captan, pues entregan números imposibles de verificar. En este panorama todos los agricultores, incluidos Schmit, son los principales perjudicados a la vez que los principales perseguidos por lo mismo. En caso de Schmit dijo que ya tenían un plan, originalmente expansivo, pero a la luz de los hechos migratorio a otros países como Colombia.

Una tierra llamada Petorca que prefieren olvidar

Volviendo unos años al pasado, en el valle de Petorca, al norte del valle de Aconcagua. Una zona agrícola campestre donde su formación geográfica facilitaba la producción de paltas, claro que no lo supieron hasta que hubo un aumento enorme en el consumo de estas en Europa, especialmente Inglaterra; varias empresas llegaron a producir ahí, extrayendo agua de pozos hasta que el valle quedó totalmente drenado. Cuando se acabó el agua dejaron ese valle y fueron a producir en el del sur, usando el mismo truco. La situación alcanzó tal impacto internacional que el canal británico BBC hizo un documental al respecto, centrándose en el grupo activista Modatima y su líder, electo gobernador en mayo del 2021, Rodrigo Mundaca. En 2020 Petorca fue declarada zona de catástrofe ambiental.

Pero ¿Qué tanto afecta la sequía al valle? Horacio Parra, gerente de Agrícola Los Alpes, una de las principales empresas productora de uva de mesa en la zona se refirió a esto, me contó como gran parte de los productores habían perdido áreas de cultivo y los que no, como ellos, veían una gran caída en la calidad de la fruta por el agua, siendo incapaz de poder competir en el mercado internacional, donde están las mayores ganancias; sus proyecciones, en caso de que la sequía siguiera, eran catastróficas. Dijo también que ellos, como empresa, debían invertir constantemente en mejorar el uso del agua, pero que la mayoría de pequeños productores no podía permitírselo y sus negocios se venían abajo.

“Siempre a la gente le ha llegado el agua, aunque hubiera sequía; y siempre le hemos dado agua a Esval. Teníamos un convenio con Esval para pasar 5 m3 (De agua) porque el embalse (Los Aromos) estaba muy seco. No sé qué pasó, si se la sacó otra gente, no pudieron captar agua, y aún se le sigue entregando” Dijo Parra refiriéndose al convenio, agregó también “Este año ha sido un 60% más seco. Intentamos ser más eficientes en el uso del agua”.

La empresa Agrícola Los Alpes lleva décadas en el valle y, junto a los demás productores, mantenían un uso sustentable del agua, siendo también una de las grandes fuerzas de trabajo históricas del valle. Ahora ese sistema de vida se ve en riesgo ya que la sequía, real, es fuertemente agravada por estos robos y mal uso de agua. Como dijo, los sectores de paltos plantados son los que desaparecen de uva. Lo cual es literal en el grupo Schmidt, que antaño también producía uva, habiendo arrancado sus últimos cultivos hace 3 años.

Parra mencionó, refiriéndose al trato de liberación de agua, que no recibían nada, pero de no haberlo hecho probablemente les hubiesen expropiado toda su agua, así que apostaron al mal menor, aunque era consciente que estas medidas partirían acabando con los agrónomos desde los más pequeños, quienes no podría compensar gastos, costear equipo de mejor uso de agua o sobrevivir con la reducción en la producción.

Modatima, durmiéndose en los laureles

El Movimiento de Defensa por el Acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (MODATIMA) surgió en 2010 en el mencionado valle de Petorca para defender el derecho al acceso al agua de campesinos, trabajadores y habitantes de allí. Saltaron a la fama mundial al aparecer en el documental “¿Agua o aguacates? El conflicto por la palta, el “oro verde” de Chile” de la cadena BBC en 2019, pero ya para ese entonces habrían logrado visibilizar el problema a nivel nacional y luchar activamente contra este.

Su vocero, Rodrigo Mundaca, ha estado en situaciones complejas por denunciar públicamente a quienes robaban agua (la Agrícola Cóndor, propiedad de Edmundo Pérez Yoma y Osvaldo Junemann). Lo que le valió una contrademanda y condena en 2012, además de amenazas, hostigamiento y persecución.

Sin embargo, todo ese esfuerzo valió la pena cuando Mundaca fue electo gobernador en 2021 y varios otros miembros del grupo llegaron también a otros cargos de poder, como Verónica Vilches, Carolina Vilches, Manuela Royo, Yarela Gómez e Ivanna Olivares, todas convencionales constituyentes.

Pero pese a este ascenso los problemas hídricos no se han mitigado sino agravado, y las medidas, lejos de atacar los problemas reales, buscan ser paliativos temporales e insostenibles como los hemos visto. También es destacable como ninguna de las redes de contacto de la organización ni de sus integrantes quiso aportar a esta investigación pese a reiteradas solicitudes. La organización guarda excelentes relaciones con el grupo Schmith, según este, y no ha habido ningún proyecto hídrico de gran relevancia durante este período.

Bibliografía:

https://www.civicus.org/index.php/es/medios-y-recursos/noticias/entrevistas/4270-chile-ha-privatizado-por-completo-el-agua-lo-cual-significa-que-el-robo-esta-institucionalizado

https://www.ciperchile.cl/2013/12/10/la-historia-del-discreto-empresario-que-se-transformo-en-el-zar-de-las-aguas-en-chile/

https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma=5605

https://es.wikipedia.org/wiki/Esval

http://www.jorgeschmidt.cl/

https://www.redagricola.com/cl/chile-produccion-de-palta-se-ubicaria-en-220-mil-toneladas-el-2021/#:~:text=La%20principal%20regi%C3%B3n%20productora%20de,la%20regi%C3%B3n%20Metropolitana%20y%20Coquimbo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Embalse_Los_Aromos

https://www.24horas.cl/regiones/valparaiso/article1635707.ece

https://www.youtube.com/watch?v=VhaiClpvNtg&ab_channel=BBCNewsMundo

https://www.ing.uc.cl/noticias/estudio-a-92-constituciones-identifica-a-chile-como-el-unico-pais-con-expresa-propiedad-privada-de-derechos-de-agua/

https://www.redagricola.com/cl/las-claves-del-exito-de-jorge-schmidt/

https://www.iagua.es/blogs/gabriel-caldes/no-beba-agua-llave-o-grifo

https://www.diarioeldia.cl/economia/agua/consumo-agua-embotellada-en-chile-ha-aumentado-138-en-10-anos

https://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_de_Defensa_por_el_Acceso_al_Agua,_la_Tierra_y_la_Protecci%C3%B3n_del_Medioambiente